“Our Latin Thing”, la leyenda de Cheetah y la rumba de Maestra Vida

RMV

La noche más fría no es de la madrugada después de la lluvia, es la del silencio donde antes estuvo la rumba.

Contamos, en contra de cualquier febril proyección del escéptico más oscuro, 15 meses de cierre y ante nuestros sentidos se abre la posibilidad que la crisis se extienda por varios meses más. Si lo que vivimos no es una tragedia, los invito a que discutamos que tanto más puede tolerar un rumberos sin la rumba.

Antes de la pandemia, una noche cualquiera de junio o julio con cero de temperatura en la calle, dentro de Maestra Vida la pista marcaba sobre los 30 grados. Si la jornada llevaba música en vivo el calor obligaba a exhalar sudor de los cuerpos.

Visto desde este lejano estado impuesto de cuarentena y silencio, pareciera necesario recordar los 50 años de la proyección de  “Our Latin Thing” (Nuestra Cosa Latina), documental dirigido por León Gast que retrata un momento fundacional de la salsa. Estrenado el año 1972 sobre la presentación de Fannia All Star en el club Cheetah del 26 de agosto de 1971, emblemático recital que marca de manera definitiva el despliegue del concepto creado por Johnny Pacheco y Jerry Masucci a mediado de la década de 1960.

El registro se desarrolla en Nueva York en torno a los barrios latinos al norte de Manhattan, además de la sala de ensayo y el emblemático club de la música latina que estuvo ubicado en calle 52, todos escenarios para la realización de un recital excepcionalmente perfecto en toda su estructura. Cada una de las estrellas de la banda logró conseguir el mejor registro posible para una agrupación de casi 20 músicos en la tarima, interpretando un repertorio absolutamente probado, cada uno de los temas es un hit indispensable en la discoteca de cualquier salsero, el local permitió el aforo de más de 2000 personas que disfrutaron y bailaron todas las canciones, para un film que ayudó a difundir el concierto y su entorno, que es además la historia de la cultura latina en el momento preciso de la creación de la salsa.

Queremos hacer especial mención del Club Cheetah que acogió aquel momento estelar. Ese espacio vio brotar el nuevo género musical mostrando muchos de sus principales exponentes, lugar que condicionado como pista logró la mezcla perfecta de espectáculo en vivo y baile, lo que para nosotros en nuestro lugar conocemos como RUMBA.

Antes de finalizar la década de 1970 el club cerró, su edificio fue demolido y sobre ese cimiento se construyó una torre de departamentos de 20 pisos, un testigo inconsciente de la historia sobre la que está construido, y una muestra que los lugares tienen relatos que les permites erigirse como leyenda.

En noches frías como las que soportamos en este invierno, se nos hace más necesario que lugares mágicos como Maestra Vida se mantengan, que no se transformen en una leyenda de los que fueron, sino que sea un lugar siempre atento para fundar nuevos movimientos, estilos y géneros.

enlace: “Our Latin Thing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s