Humberto Maturana, la despedida

RMV

Humberto Maturana fue una figura central de una generación única de la educación pública chilena que legó intelectuales, poetas y científicos como él. Junto a Francisco Varela crearon una teoría que permitía explicar la vida como sistema, fenómeno llamado autopoiesis, constructo de alcance mundial que llegó a ser identificad como el aporte de la “escuela de Santiago”. Es sin duda una pérdida infinita.

Su enfoque epistemológico, en todo caso, tenía detractores, especialmente por el desarrollo de las últimas décadas. Criticado fue el giro que lo acercó a modelos de intervención de los conflictos, idealizando su enfoque que permitía la transformación centrado en la “comunicación”, esfuerzo por sobre las dinámicas de clases o de género.

Pero es indudable que la trayectoria de su programa de investigación excede aspectos puntuales y coyunturales, tanto es así que inspiró (en coautoría con Varela) a pesadores como Niklas Luhmann, sociólogo funcionalista alemán que desarrolló toda una fenomenología de los sistemas sociales basado en parte en el modelo autopoietico, aunque tanto Maturana como Varela resistieron tal “interpretación” por considerar que su modelo permitía una explicación biológica y no a los sistemas sociales.

Chile y el mundo sin duda pierden a un verdadero Maestra en todo el sentido del término.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s