Elecciones en EEUU, un espectáculo de la crisis

EQUIPO REVISTA MAESTRA VIDA

Algunas consideraciones sobre el espectáculo de la crisis en el país del norte.

1.- Varios cientistas, especialmente historiadores, han señalado que EEUU vive muestras de descomposición como nación, especialmente crítico es el estado del sistema de representación institucional, además del desgaste del modelo económico, y que tiene en el presidente incumbente una manifestación explícita del proceso que se señala. En cada palabra o gesto, Trump se encarga de desprestigiar la propia mitología sobre lo que se sostiene la versión de democracia vigente;

2.- A esta hora el resultado es cerrado, aunque beneficia a Biren, de ser electo será en un contexto adverso, pues los demócratas no han logrado mayoría en el Senado, por lo que permite a la oposición republicana tener un gran poder de veto, y más si se suma el ámbito de acción de la Corte Suprema que en este momento, y gracias de las astucia y –lo que algunos señalan- falta de ética política de Trump, en este momento el tribunal superior cuenta con 6 de los 9 integrantes de línea conservadora, todo lo cual generará, para un eventual gobierno demócrata, un gestión compleja, obligando a la moderación a la hora de impulsar reformas;

3.- Sin embargo, lo que en el fondo debe importar del proceso del país del norte es que aquello que ellos llaman democracia, es en verdad un sistema que impide el verdadero flujo de las mayorías populares expresadas en el voto (ni siquiera sería útil discutir ahora otros aspectos, por ejemplo, sobre el papel de los medios de comunicación para setear la opinión pública, o el modo en que se desincentiva el voto de grupos sociales incómodos para las élites políticas).

Y en este momento resuena como una contradicción difícil de tolerar, cada vez que el país norteamericano señala con el dedo acusador otros modelos de democracia, acusando que no cumplen con estándares políticos que a todas luces no se cumplen en su propia realidad, haciendo más evidente aquel dicho “ver la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio”

¿Se imaginan la posibilidad que en un país donde la suma del sufragio popular de la ventaja a un candidato, pero por las argucias de un sistema de elección muy particular, y anacrónico, da por ganador al adversario?

Si fuera EEUU el que observa las prácticas antidemocráticas, seguramente emitiría una sanción para señalar las faltas de aquel país, cosa que habitualmente sucede al criticar, bien o mal, sistemas y gobiernos que se dan en muchos lugares del mundo y que no siguen un canon de conducta que se señala como correcto en occidente;

4.- Por todo esto parece bien evidente que le mito de la democracia norteamericana tiene más de propaganda que de evidencia, todo esto visto desde la distancia de sudamericanos acostumbrados al desorden, que convivimos en un vecindario de países que cada tiempo deben dar explicaciones sobre sus modelos, su cultura política, y muchas veces de los resultados de las elecciones, generando una especie de culpa, y a la vez, de admiración por el paraíso que sería el modelo del  norte.

Esta elección ha demostrando que el sistema de elección norteamericano se parece mucho a los relatos de naciones “bananera” que un ejemplo de verdad, pero más allá de las ironías, esta contienda le coloca más elementos a la idea de que EEUU está entrando a una descomposición como imperio.

Estamos viendo, y viviendo, la historia de la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s